Sólo con el semáforo epidemiológico en amarillo, Cancún abrirá sus playas

En su momento se anunciará la apertura gradual de playas, en cuyo protocolo de reactivación se establecerá una capacidad máxima del 60 por ciento.

Sólo con el semáforo epidemiológico en amarillo, Cancún abrirá sus playas

Cancún, 11 de agosto.- Las playas de Benito Juárez, Cancún, no se abrirán sino hasta que el semáforo epidemiológico se encuentre en color amarillo,  afirmó Wagner Elbiorn Vega, director municipal de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat).

El funcionario precisó que el reciente anuncio en el sentido de que en el municipio de Solidaridad, Playa del Carmen, se abrirán las playas entre del 20 al 30 de agosto, corresponde a un programa piloto que sólo incluye las áreas federales de ese municipio.

En entrevista para el noticiero matutino Origen, Elbiorn Vega sostuvo que, en su momento, la presidenta municipal de Benito Juárez, María Elena Lezama Espinosa, anunciará la apertura gradual de playas, en cuyo protocolo de reactivación se establecerá una capacidad máxima del 60 por ciento. “Hay que ser muy respetuosos con el semáforo epidemiológico porque los contagios siguen y hay que cuidarse mucho”.

“Directa o indirectamente todos vivimos del turismo y ahorita nos toca darle chance a los turistas nacionales e internacionales que disfruten de la zona federal en las concesiones de los hoteles, y ya vendrá el tiempo para nosotros. Las playas no se van a ir”, expresó.

Asimismo, destacó que la ausencia de bañistas y los trabajos de limpieza constantes han hecho que las playas luzcan “más hermosas que nunca, no hay residuos sólidos y la arena está como hace mucho no se veía”.

Sin embargo, lamentó, que el pasado fin de semana encontraron tapabocas en una playa concesionada a un restaurante. 

“Eso sí me preocupa, y mucho, porque será un foco de infección muy grande. Espero que la gente tenga la conciencia y la responsabilidad porque se expone al personal del Ayuntamiento que está todos los días limpiando bajo los rayos del Sol. Yo voy a cuidar a mi personal y espero que los usuarios no hagan eso”.

Sobre la polémica desatada por el acceso permitido a los turistas que se hospedan en los hoteles, enfatizó que su capacidad no puede rebasar el 30 por ciento de ocupación, lo que hace “muy sencillo tener el control de su zona federal y si abro las playas públicas municipales no va a llegar el 30, sino muchísimo más gente”, concluyó.

Con información e imágenes de Galu Comunicación y Nómada Noticias.