Nula actividad turística en Maya Ka'an afecta a cerca de 800 familias

La desafortunada llegada del coronavirus ha obligado a los pobladores de Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Tulum, a regresar a sus actividades originales antes de dedicarse al turismo; sin embargo, los ingresos no les son suficientes en el exigente mundo actual.

Nula actividad turística en Maya Ka'an afecta a cerca de 800 familias

Cancún, 20 de Octubre.- Justamente cuando la zona que abarca el proyecto Maya Ka´An comenzaba a despegar en el tema de turismo de naturaleza, generando beneficios para decenas de familias de las comunidades mayas, éstas vieron afectadas al dejar de llegar turismo por la pandemia de la Covid-19, afirmó, el director ejecutivo de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka´an, Gonzalo Alonso Merediz, quien dijo que en la zona ya laboraban entre 500 y 600 personas, lo que se traduce en por lo menos 800 familias afectadas.

Señaló que la zona comenzó a operar nuevamente con la reactivación económica, pero reconoció que con muy poca llegada de paseantes, la cual se elevaría de manera paulatina conforme transcurran los meses.

El entrevistado explicó que Maya Ka’an abarca comunidades de tres municipios: Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y gran parte de Tulum.

La idea de trabajar en esa zona surgió luego de ver el gran éxito ecoturístico alcanzado en la Reserva de Sian Ka’an; quisimos abarcar toda esta zona de Maya Ka’an, la cual corresponde a la zona central de Quintana Roo

“Es un tema relevante, ya que esta área empezaba a registrar movimiento de paseantes interesados en visitar la zona y, aunque recibían un reducido número de turistas, lo cierto es que la actividad se estaba convirtiendo en el sustento de cientos de familias que ya estaban viviendo de este turismo”, dijo.

Agregó que, además de las familias afectadas directamente, están muchas otras que prestaban servicios, como los hoteles, restaurantes, cooperativas, guías de turistas y artesanos de los tres municipios;, es decir, toda una cadena productiva que resultó afectada y que poco a poco se va recuperando. 

Señaló que, aunque muchas de esas familias se dedicaban a la agricultura y otras actividades, no nada más se puede vivir de eso porque el mundo moderno también exige dinero, el cual lo obtienen esas comunidades con la actividad turística.

Con información e imágenes de Nómada Noticias y Galu Comunicación.