Industria turística requerirá mayor flexibilidad financiera

El ex director de FONATUR dijo que no hay una quiebra generalizada del sector, pero es necesario encontrar fórmulas de apoyo. Una de éstas es que la banca se convierta en socio temporal de la industria. 

Industria turística requerirá mayor flexibilidad financiera

Cancún, 19 de noviembre.- Para evitar el derrumbe de la actividad turística es necesario que los gobiernos apoyen la actividad, que la banca sea más flexible y encuentre fórmulas para respaldar al sector para que no ocurra como en la crisis de 2007, en que acabaron por ser dueños de los hoteles, dijo John McCarthy Sandland, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico.

Al intervenir en la conferencia virtual Soluciones y Propuestas para el Desarrollo del Turismo Postpandemia, dijo que algunos gobiernos han rescatado la actividad turística, lo cual no cree que ocurra aquí, por lo que será necesario crear un entorno financiero adecuado.

“La banca en general debe ser inteligente en el manejo de la crisis. Extender el crédito funciona, pero para un periodo corto de tiempo. El problema con esta pandemia es que la situación ya se prolongó más allá de lo previsto”, indicó.

“Lo más complicado de la crisis financiera podría venir entre febrero y marzo, por lo que ya urge una vacuna para la Covid-19”, añadió al abordar el tema Entorno Financiero para la Reactivación del Turismo.

“A nadie conviene a nadie cerrar y tomar hoteles. El peor propietario sería un banco porque no sabe cómo operan los hoteles. Parece una industria fácil, pero es realmente complicado. Lo que sí se da para no perder las fuentes de empleo es cambiar propietarios”, añadió e insistió en que, como está la situación, hay que ser sumamente flexibles en todo.

También indicó que, científicamente, está comprobado que las actividades al aire libre son las que menos riego ofrecen; por eso, el sector tendrá que reinventar las experiencias naturales.

“Hay hoteles cuyas estrategias están hacía el spa, el restaurantero, pero ahora la tendencia no son los lugares cerrados y es por eso que la hotelería necesita nuevas alternativas al aire libre, dijo.

“La actividad turística implica movilidad, y hay interés por viajar después de tanto tiempo en confinamiento, pero para eso es necesario hacer que el visitante se sienta seguro”, añadió.

De acuerdo con recientes estudios y teniendo en cuenta panoramas alentadores en las que se tenga ya una vacuna, explicó que se menciona que entre octubre y noviembre de 2021 ya se tendría una normalidad, con la Covid-19 dejando de ser un alto riesgo, como ahora.

“Tenemos a China como ejemplo de cómo se resuelve la situación; prácticamente ya reanudó la vida normal y debemos aprenderles. No seguir con el cuestionable manejo de la crisis de la Covid que se da aquí”, agregó.

Con información e imágenes de Nómada Noticias y Galu Comunicación.