Día 2 de La Carrera Panamericana: de Boca del Río a la inmensidad de la CDMX

Entre montañas y desafiantes curvas, participantes de La Carrera Panamericana recorren más de 500 kilómetros en el segundo día.

Día 2 de La Carrera Panamericana: de Boca del Río a la inmensidad de la CDMX

El día 2 de La Carrera Panamericana comenzó muy temprano en la ciudad de Boca del Río, Veracruz. Desde las 7 de la mañana, los competidores y participantes calentaron motores para dar inicio al recorrido de más de 500 kilómetros por las auto rutas que conectan Veracruz con Ciudad de México.

Tras una cálida recepción, tan característica del afable carácter de los jarochos, el tren de carrera se alejaba de la localidad pesquera para pasar a toda velocidad por las localidades de Córdoba y de Orizaba hasta llegar al segundo arco en Acultzingo, región de grandes montañas y desafiantes curvas, en las cuales los pilotos y participantes del tour dieron muestra de gran destreza y control.

A lo largo del camino fue posible observar en plenitud la belleza del Pico de Orizaba cubierto de la blancura de la nieve en su parte más alta, un espectáculo visual digno del volcán más alto de México con sus 6 mil metros de altura. Los autos de La Carrera conformaron el dueto perfecto entre la quietud de la naturaleza y la velocidad de los automotores.

Transitaron los competidores en su camino a la meta por Tehuacán y Zapotitlán en el Estado de Puebla hasta llegar a la estación de servicio en Chazumba, Oaxaca. Tras un breve descanso para dar servicio a los autos, los competidores y participantes retomaron los volantes para alcanzar territorio poblano de nueva cuenta.

Pasaron por Acatepéc, El Zoriilo y finalmente llegaron a la ciudad de Puebla de los Ángeles, ciudad emblemática por su gastronomía como el mole poblano, los chiles en nogada y el rompope. Con sus casi 365 cúpulas barrocas delineando el horizonte, el azul intenso de su Talavera y sus casonas coloniales, La Carrera atravesó la ciudad y rápidamente la dejó atrás para adentrarse a la Ciudad de México.

Ya en la gran metrópoli La Carrera se desarrolló en perfecto orden gracias al dispositivo de seguridad implementado por las autoridades hasta llegar al arco de meta en la zona de Santa Fe. Sin duda una jornada repleta de acción, adrenalina, velocidad, desafíos y mucha pasión.

Con información e imágenes de Nómada Noticias y La Carrera Panamericana.