Chapultepec, el tesoro cultural y ambiental de México.

Proveniente del náhuatl, Chapultepec significa “cerro del chapulín”, un sitio que posee una peculiar dualidad: imponente e histórico y, a la vez, cercano y presente en la realidad de su sociedad.

Chapultepec, el tesoro cultural y ambiental de México.

Ciudad de México, 06 de abril de 2021.- La historia que envuelve al emblemático Bosque de Chapultepec, concibe un relato que evolucionó de acuerdo a las diferentes facetas de la urbe mexicana. Incluso antes de ser considerada como la gran Tenochtitlán, sus senderos y árboles milenarios han sido testigos de momentos cruciales, que definieron el curso de toda una nación.

Proveniente del náhuatl, Chapultepec significa cerro del chapulín, un sitio que posee una peculiar dualidad: imponente e histórico y, a la vez, cercano y presente en la realidad de su sociedad.

Dado el gran simbolismo que atesora en su amplia extensión (800 hectáreas) es que, desde el año 2000, se han puesto en marcha una serie de acciones en pro de su conservación, tales como la incorporación en la categoría de Bosques Urbanos, la creación del Consejo Rector Ciudadano de Chapultepec, su declaración como un Área de Valor Ambiental y la elaboración de un Plan Maestro que, paulatinamente, ha logrado la rehabilitación de fuentes, pistas, jardines, museos y distintos espacios de valor patrimonial en sus ya declaradas cuatro secciones.

En seguimiento a dichas gestiones y con un propósito casi utópico para este sitio, acreedor a la medalla de Oro, en 2019, por el World Urban Parks como mejor parque del mundo, se hace oficial Proyecto Chapultepec, un nuevo Plan Maestro conceptual apegado a los ejes de restauración ambiental, conectividad y nodos culturales en espacios ya existentes.

“Un proyecto que busca transcender lo cultural y destacarse por su fundamento ecológico, saneando la infraestructura existente y duplicando su territorio que a su vez impactará la oferta ambiental, siendo accesible para un sector de la población, que poco ha disfrutado del Bosque”, declaró en entrevista para el periódico El País, Gabriel Orozco, coordinador del proyecto.

En la actualidad, dicha iniciativa es considerada como la mayor del sexenio en materia cultural, desarrollándose en colaboración con la Secretaría de Cultura, el gobierno de la CDMX, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Presidencia de la República y numerosos expertos nacionales e internacionales en restauración ambiental, infraestructura urbana, historia, arqueología y otras especialidades.

Si bien el nuevo Plan Maestro dará continuidad a los previos y grandes esfuerzos articulados en cada una de las secciones del Bosque, su lanzamiento en un año tan caótico para la cultura, como lo fue 2020, ha despertado especulaciones hacía sus futuras acciones, especialmente por el presupuesto para su implementación, a lo que Orozco afirma: Proyecto Chapultepec no es un gasto, es una inversión a largo plazo en el aspecto cultural, ambiental y social en uno de los espacios públicos más importantes del país. 

Dada la magnitud del plan, el seguimiento a sus avances despertarán gran interés en la sociedad, tal como sucedió la semana pasada, al anunciarse la inauguración de la primera ciclo vía inteligente, fabricada con mil kilos de residuos plásticos, equivalente a medio millón de tapas de botella, en la segunda sección del Bosque.

Dicha ciclo vía es el primer piloto de PlasticRoad en América Latina y el tercero a nivel mundial, cuyo diseño modular permite el almacenamiento temporal y drenaje de agua, por lo que es ideal para promover el acopio del vital líquido durante temporada de lluvia extrema y así evitar inundaciones. Además, garantiza la infiltración gradual de lluvia al subsuelo, reduciendo el impacto negativo de los periodos de sequía en el área.

Este avance, así como el proyecto en general, se enmarcan por la búsqueda de un indispensable equilibro ambiental.    

Saneamiento, reforestación, recuperación, preservación, son las acciones constantes en cada una de las secciones del Bosque y etapas del proyecto, cuyos resultados, aunque no serán inmediatos, confiamos en que podrán ser disfrutados en un mediano plazo, al igual  que la apertura de los espacios propuestos como futuros nodos culturales, tales como:

  • La Casa Presidencial Lázaro Cárdenas (Los Pinos)
  • La Casa de la Cultura Política
  • Cencalli - Casa del Maíz
  • El Pabellón Contemporáneo Mexicano
  • El Cubo acústico
  • El Centro de Cultura Ambiental
  • La Ermita Vasco de Quiroga
  • La Bodega Nacional del Arte
  • La Sede Chapultepec de la Cineteca Nacional
  • El Pabellón de la Defensa Nacional

Chapultepec y su propuesta única que envuelve naturaleza, cultura, historia, arte, modernidad y hasta gastronomía en un Bosque que simboliza vida en la ciudad a la que pertenece, debe considerarse como uno los sitios imperdibles a visitar para todo aquél que recorre la CDMX, sea citadino o turista, nacional o extranjero.

Ericka Castillo Marín
Editorialista
Nómada Noticias